¡Desde las costas hasta las montañas más altas, mucho más allá del COVID-19, seguimos construyendo con múltiples actores!

Mucho más allá del COVID-19

Es un hecho que los retos, por difíciles que sean, son también oportunidades. Por esto y justo ahora -en tiempos de pandemia- necesitamos del compromiso de todos y todas para mantener activos los vínculos entre las comunidades educativas, los saberes, y las prácticas de enseñanza y aprendizaje.

Tenemos una oportunidad inédita para explorar otros modelos de formación; para impulsar el trabajo autónomo y colaborativo; para diseñar nuevos contenidos y relacionar, de manera decidida, a todas las familias en los procesos educativos de nuestros estudiantes.

Desde el Ministerio de Educación Nacional trabajamos para que entendamos que la escuela no es solo un lugar físico, y que ahora nuestros hogares, el campo, los programas de radio, las plataformas virtuales o los libros que leemos en casa son también oportunidades para la exploración, el intercambio y el aprendizaje.

¡Venimos confirmando que la escuela abre sus puertas y ventanas para seguir llegando muy lejos, mucho más allá del COVID-19!

Desde las costas hasta las montañas más altas

Si algo nos hace distintos como país es nuestra enorme diversidad. Al recorrer Colombia encontramos un sinnúmero de manifestaciones culturales, tradiciones, costumbres y formas de vivir y ver el mundo. En cada localidad, por más distante que sea, vemos el papel central de los procesos educativos para mantenernos unidos como sociedad y construir un proyecto de nación colectiva.

En cada rincón de Colombia vemos como se despliega el rol poderoso de las instituciones educativas para construir una nueva ciudadanía. Para que esto siga siendo posible el Ministerio de Educación Nacional tienen el reto de proponer modelos educativos pertinentes, que atiendan las realidades culturales y sociales de cada contexto, y que promuevan innovaciones educativas coherentes con la realidad del mundo actual.

Por esto trabajamos en la instalación de trayectorias educativas completas, que permitan aprendizajes profundos a lo largo de la vida. Así favorecemos ciudadanos y ciudadanas que entiendan su realidad local y puedan atender los retos de lo global.

¡Desde las costas hasta las montañas más altas la educación nos conecta con lo que somos y nos ayuda a construir lo que seremos!

Seguimos construyendo con múltiples actores

La educación es un asunto de todos y todas. Al apostar a los procesos formativos como caminos clave para la construcción de equidad, debemos asegurar no solo el compromiso de los actores que lideran las instituciones educativas. Directivos, maestras y maestros, pero también los propios estudiantes, sus familias y los distintos miembros de las comunidades tenemos el compromiso de de mantener activas las relaciones que nos permiten aprender y compartir lo que sabemos.

Como Ministerio de Educación Nacional avanzamos en la construcción de programas para diversos públicos, renovando la mirada de la calidad educativa como un acuerdo social que nos involucra a todos los ciudadanos. Creemos en espacios diseñados para cada uno de los actores del sistema y estamos convencidos de que juntos pensamos más y mejor que de manera individual.

¡Seguimos construyendo con múltiples actores!